¿Cuáles son los beneficios de comer germinados?

Todos conocemos los germinados. Comunes en ensaladas, sándwiches y todo tipo de comidas saludables, los germinados son uno de los alimentos con más beneficios. Y es que estos brotes, que marcan el comienzo del crecimiento de una planta, tienen un sinfín de propiedades y beneficios.

Si bien existen una gran cantidad de brotes disponibles en el mercado, desde los tradicionales de trigo, soya o frijol, hasta los más recientes de girasol y cilantro, todos comparten elementos en común como los beneficios y propiedades que te contaremos a continuación.

Propiedades de los germinados

  • Alto contenido en fibra: Una de las características más llamativas de estos germinados es que cuentan con una gran cantidad de fibra. Esto hace que su digestión sea sencilla pues la fibra ayuda al tránsito intestinal evitando que nos sintamos inflamados y que suframos de estreñimiento.
  • Alto contenido de enzimas: Gracias al proceso de germinado, estos brotes cuentan con un alto contenido de enzimas que ayudan a la digestión de otro tipo de nutrientes. Los carbohidratos y las proteínas se verán beneficiadas directamente de este alto contenido en enzimas pues no importa su origen, las digerirás con mayor facilidad.
  • Muchas vitaminas: Otra característica llamativa de los germinados es su gran cantidad de vitaminas disponibles. Podremos encontrar, por ejemplo, que cuentan con vitaminas como la A, C, B, E y K. Esto hace que sean uno de los alimentos con mayor contenido vitamínico.
  • Ayudan a conservar al cuerpo: Además de todo lo anterior, los germinados cuentan con una gran cantidad de antioxidantes, betacarotenos y clorofila que ayudan a conservar al cuerpo. Y es que este cóctel de antioxidantes contribuye eficazmente a reducir el desgaste y envejecimiento a nivel celular.

🥬 Descubre también los Beneficios de las verduras fermentadas. Además, en la sección de Alimentos Vivos puedes encontrar todas las recetas que voy subiendo.

6 beneficios de comer germinados

Sistema inmunológico más fuerte

Gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales, el sistema inmunológico puede verse beneficiado directamente de los germinados. Su alto contenido en vitaminas A y C hace que el cuerpo se vuelva especialmente resistente a las inclemencias del frío, por ejemplo, en temporada invernal.

Además de activar al sistema inmunológico, haciéndo que sea mucho más resistente, los germinados ayudan a tratar diferentes padecimientos. Por ejemplo, puedes usar los germinados como un auxiliar a los antibióticos para tratar infecciones, de la misma forma se puede usar para tratar resfriados comunes.

Detén el paso del tiempo

Una de las características más llamativas de estos alimentos es el hecho de que tienen la capacidad de detener el paso del tiempo. Así es, gracias a su alto contenido en betacarotenos y vitaminas como la E, estos alimentos son una bomba de antioxidantes.

Todo esto ayudará a detener el paso del tiempo mediante la eliminación de los radicales libres, que son los encargados del envejecimiento. Estos beneficios llegan incluso a nivel celular pues reducen el desgaste y la oxidación natural de las células, lo cual ayudará a que nuestro cuerpo se mantenga joven.

Mejoran la calidad de nuestro ADN

Si bien esto podría parecer increíble, en realidad debes saber que los germinados cuentan con un alto contenido en folato o ácido fólico. Este nutriente es fundamental para la construcción del ADN, así como para el desarrollo de las personas, especialmente en el embarazo.

Su alto contenido de folato ayuda, por ejemplo, a prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con el desgaste del ADN y las células. Consumir germinados en el embarazo, por ejemplo, es ideal para complementar el consumo de ácido fólico garantizando el correcto desarrollo de tu bebé.

Prevenir enfermedades cardiovasculares

Aunque este punto aún se encuentra bajo investigación, se dice que el consumo de germinados puede ayudarnos a prevenir las enfermedades cardiovasculares. Esto, según algunos expertos, es posible gracias tanto al contenido de vitaminas y minerales como a su capacidad para reducir el desgaste natural del cuerpo.

Así, al comer germinados podremos evitar ser víctima de un infarto o un ataque al corazón. Por otro lado, se dice que este alimento puede mejorar la presión arterial gracias a que posee elementos naturales los cuales ayudan a regular el flujo sanguíneo. Todo esto es ideal para prevenir accidentes cardiovasculares.

Hormonas naturales para periodos críticos

Los germinados son uno de los alimentos con más beneficios de todo el mundo natural, a tal grado que se consideran como alimentos vivos. De acuerdo con diversas investigaciones, debido a su naturaleza estos cuentan con hormonas de origen vegetal las cuales son fundamentales para diferentes momentos críticos de nuestra vida.

El consumo de germinados es ideal para reducir el impacto, por ejemplo, del periodo menstrual. De la misma forma, las hormonas naturales nos ayudan para la concentración, fatiga y crecimiento. Esto ayuda a regular el funcionamiento natural del cuerpo sin consumir dañinas hormonas sintéticas.

Desintoxica y limpia tu cuerpo

Por último, debes saber que los germinados tienen la capacidad de limpiar tu cuerpo ya que cuentan con elementos que ayudan a la eliminación de toxinas. Comer germinados te ayudará a que tu cuerpo elimine todos esos desechos que provocan enfermedades , ya sea por la orina o el sudor.

Así qué, si estás planeando hacer una dieta detox, es mejor que consideres los germinados en tu dieta. De esta forma, eliminarás todas esas toxinas que dañan al cuerpo y provocan la aparición de enfermedades dañinas. Eso sí, considera usar diferentes tipos de germinados para obtener más beneficios. 

¿Cómo comer germinados?

La mejor forma de comer germinados para obtener todos sus beneficios es hacerlo cuando estos están más frescos. Es decir, procura comprar germinados que lleven poco tiempo empaquetados para así aprovechar todos sus beneficios y propiedades nutricionales.

Para comerlos, puedes añadirlos en una ensalada, usarlos como complemento o sustituto a la lechuga en tu sándwich o baguette e incluso puedes comerlo así solo, con un poco de limón y sal. Comprarlos es muy sencillo ya que puedes encontrarlos en centros comerciales o en mercados. Algunas personas llegan incluso a cultivarlos en casa. 

Pin It on Pinterest