Seleccionar página
agua de sandía y albahaca

Una de las maravillas del verano son las aguas saborizadas y la receta del agua de sandía y albahaca es unas de las mejores aguas de sabores que conozco.

Como todas las aguas saborizadas, el agua de sandía y albahaca es muy fácil de hacer en tu casa y no te llevará más de un par de minutos. Eso sí, luego debes de tener la paciencia de esperar una horita para que el agua coja el sabor de las frutas.

Los ingredientes:

  • Un par de rebanadas de sandía
  • Un puñado de hojas de albahaca

La preparación del agua de sandía y albahaca

Albahaca

La preparación del agua de sandía y albahaca es rápida y sencilla: 

  • corta una o dos rebanadas de sandía y vuelve a cortar estas rebanadas en cachos más pequeños
  • coge un puñado de hojitas de albahaca y machácalas un poquito, para que suelten todo el sabor
  • Coloca los cachos de sandía y las hojas de albahaca en la jarra
  • Llena la jarra de agua fría y ponla en la nevera
  • Deja la jarra en la nevera por lo menos una hora

Lo más difícil es lo de esperar una hora para que la fruta (y la hierba) suelte el sabor. Pero hay que aguantar!

Una vez que esté lista, esta bebida resulta muy refrescante y bastante más sabrosas que las típicas aguas saborizadas que se suelen beber.

Estas aguas son ideales para hidratarse sin esfuerzo en los meses calurosos, sobre todo si quieres decirle adiós a los refrescos azucarados y te cuesta tomar agua sola.

Aguas de sabores

El agua de sabores es una simple infusión de frutas o hierbas (en algunos casos verduras). El sabor es, generalmente, tan suave que apenas se nota, pero suficiente como para que tengamos la sensación de estar tomando un refresco. La sensación “vacía” que el agua da a mucha gente ( o la sensación de que el agua no quita la sed) es puramente psicológica y, al añadir un sabor aunque sea muy suave, se nos quita.

Otra gran ventaja de las aguas de sabores es que no tienen calorías. Es decir, tienen las mismas calorías del agua. Esto hace que sean ideales para las personas que estén siguiendo una dieta hipocalórica.

Botella y vaso con agua

Efectivamente, estas bebidas son ideales para todo el mundo. Les vienen bien a los niños como a los adultos y a las personas mayores.

Al ser infusiones no hay ningún problema a la hora de llevarte esta bebida contigo al trabajo o fuera de tu casa. Puedes usar cualquier contenedor, ya que no necesitan estar frías.

Lo ideal es llevarlas en una botella térmica, para que se conserven fresquitas, pero no se van a estropear si las llevas en un frasco normal o en una botella.

Te invito a probar esta receta tan sencilla y rápida. Te va a sorprender el placer que es tomar un agua de sandía y albahaca y lo mucho que te ayuda a la hora de tener un buen nivel de hidratación, sobre todo en verano.

Una cosa importante antes de despedirme: ¡las frutas que usas para las aguas saborizadas se pueden comer! En algunos casos se pueden poner un poco blanditas y, si no te gustan, las puedes usar para batidos o ensaladas de frutas. También las hierbas las puedes volver a usar para darle sabor a otros platos.

Batido de sandia y rodaja de sandia

🍉 En el caso de la sandía, puedes volver a usarla para hacerte un delicioso batido. Aprovecha para enterarte de todos los beneficios de un batido de sandía en este post.

Espero que te guste esta pequeña receta de verano. Déjame un comentario aquí abajo y hazme saber qué tal.

Pin It on Pinterest