El batido de frutos rojos, jengibre y espinacas es un batido verde que destaca por su sabor intenso y por sus excelentes cualidades nutricionales. En esta deliciosa receta actúa el poder antioxidante de los frutos rojos, unido a las importantes propiedades del jengibre y al gran aporte de fibras y nutrientes de las espinacas. El resultado es una bebida especialmente sabrosa para el paladar y con un gran poder de saciar el hambre durante muchas horas. Además, debido a la facilidad de congelar las espinacas y los frutos rojos el batido de frutos rojos, jengibre y espinacas es ideal en los días más calurosos.

Un batido verde que sabe a fruta

Aunque para mí no se acaba nunca, estamos entrando en la temporada alta de los batidos. 

Ahora es cuando los amantes de las frutas y de las verduras nos ponemos las pilas para buscar nuevos sabores y recetas perfectas para cada ocasión.

El batido de frutos rojos, jengibre y espinacas, del que te hablo en este artículo, es una de esas recetas especiales para los que aprecian los sabores intensos.

El verano pasado,  a una amiga que me decía que no entendía cómo podía tomarme una bebida fría hecha con verduras le hice este batido.

La invité a mi casa y le dije que oliera el batido y me dijera si de verdad le daba asco.

Te puedes imaginar la satisfacción de ver su cara asombrada por el olor delicioso que desprendía el batido.

La convencí a probarlo.

Ahora mi amiga es una lectora apasionada de este blog y una gran experta de batidos verdes.

Así que si eres de los que piensan que un batido verde es una sopa de verduras frías, esta receta es una buena ocasión para cambiar de idea.

Déjate llevar por el sabor intenso y un poco ácido de los frutos rojos mezclado con el toque especiado del jengibre. Y descubre lo bien que esos sabores se casan con el sabor neutro y lleno de las espinacas.

 ¡Te va a sorprender!

Receta de Batido de Frutos Rojos, Jengibre y Espinacas

Ingredientes:

  • 1 Plátano maduro
  • 1 manzana verde 
  • 1 taza de frutos rojos
  • 2 tazas de espinacas
  • 1 trozo de jengibre (unos 2 cm)
  • 1 vaso de leche o agua
  • 4 dátiles o 1 cucharada de pasta de dátiles (opcional)
  • 2 cucharadas de semillas de chía (opcional)

Preparación:

Coloca todos los ingredientes en la batidora y tritura hasta obtener la consistencia que más te gusta.

En principio, el batido no necesita endulzante, pero puedes añadir dátiles o pasta de dátiles si te gustan los sabores más dulces.

Normalmente, no me gustan los batidos con agua y suelo usar algún tipo de leche, pero en en el caso de este batido la diferencia apenas se nota, así que puedes usar indiferentemente agua o leche según tu dieta o gusto personal.

Para un extra de proteínas puedes añadir las semillas de chía, como he puesto en la receta de forma opcional. La chía no altera el sabor, pero el resultado es un plato bastante más completo desde el punto de vista nutricional.

¿Batido de Frutos Rojos, Jengibre y Espinacas o Smoothie?

Muchos de los ingredientes de esta receta se pueden congelar fácilmente. 

En otro artículo de este blog hablé de cómo congelar las espinacas para nuestras recetas. 

También el plátano, cortado en rodajas, se puede congelar sin problemas para poder usarlo en otro momento. 

Los frutos rojos los suelo comprar congelados, que es la forma más cómoda y barata si quieres tenerlos siempre listos para batidos u otras recetas.

Si tienes algunos o todos estos ingredientes en el congelador, puedes usarlos para transformar el batido de frutos rojos, jengibre y espinacas en un delicioso smoothie refrescante.

Te aseguro que es una opción genial para un rico y alegre almuerzo de verano.

Si has llegado hasta aquí es posible que esta receta te haya gustado y te agradecería mucho si pudieras compartir el artículo en tus redes sociales.

Pin It on Pinterest