La crema de brócoli es una receta muy rica, con la que podrás aprovechar de todas las propiedades de los brócolis aunque esta verdura no te apetezca mucho. A pesar de que la preparación es un poco más larga comparado con las recetas que suelo publicar en este blog, la crema de brócoli es muy fácil de preparar. Es una solución ideal para una cena ligera y saludable y, sobre todo, es un plato que llena mucho. 

Crema de brócoli: exquisita aunque no te guste el brócoli.

Si eres lectora o lector habitual de este blog te estarás preguntando por qué voy a hablar de una crema de brócoli si siempre me estoy quejando de que los brócolis no me gustan ni un poquito. 

La verdad es que aunque el brócoli no me gusta nada, esta crema me encanta y es la única forma que tengo para aprovechar las importantes propiedades de esta verdura.

Es un dato curioso, pero creo que la consistencia cremosa y los ingredientes usados en la preparación eliminan ese “algo” en el sabor del brócoli que hace que yo lo rechace.

También puedo comer los brócolis en sopas y potajes, mezclados con otras verduras para que escondan su sabor. Pero los beneficios que aportan los brócolis son tantos y tan importantes que siempre es una buena idea incluirlos en nuestra dieta como plato principal.

Cabe recordar que una porción generosa de brócolis sobresale la cantidad diaria recomendada de vitamina C y nos aporta también una buena cantidad de vitaminas del grupo A y B, junto con una cantidad notable de minerales ( calcio, potasio, fósforo y hierro, manganeso, cobre, cinc y yodo).

Muchos estudios han demostrado la importancia del brócoli a la hora de aumentar las defensas contra el cáncer y también se conoce su eficacia para la salud del hígado. Además, al ser una buena fuente de hierro, el brócoli es una ayuda contra las anemias.

Como puedes ver,  hay más de una buena razón para buscar una forma apetecible de comer este regalo de la naturaleza.

Receta de Crema de Brócoli fácil

Ingredientes para 4 personas:

  • 500 gr de brócolis frescos
  • 1 patata 
  • 1 cebolla
  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de leche o nata
  • sal al gusto
  • pimienta al gusto

Preparación

  • Limpia los brócolis y córtalos en trozos
  • Pela la patata y córtala en trozos
  • Limpia la cebolla y córtala en trozos
  • Pon toda la verdura troceada en una olla 
  • Añade el caldo de verduras y el agua
  • Añade la sal
  • Pon la olla a fuego medio
  • Deja cocer unos 20-25 minutos, siempre a fuego medio
  • Apaga el fuego 
  • Con una batidora de mano tritura y licúa las verduras
  • Añade la taza de leche y la pimienta
  • Vuelve a poner la olla a fuego medio 3 minutos, removiendo la crema de vez en cuando

Si quieres una crema aún más gustosa puedes usar nata en vez de leche.

Deliciosa y Saludable

En la receta he puesto las dos opciones: leche o nata. Yo siempre la hago con nata porque el sabor es mucho más rico y la consistencia más cremosa. La cantidad de nata no es mucha y teniendo en cuenta el bajo aporte calórico del brócoli, sé que puedo permitírmelo aun estando a dieta. Si no tienes problemas con la grasa extra de la nata, es la mejor opción. 

Las personas veganas o con intolerancia a la lactosa pueden usar leches vegetales no azucaradas o algún sustitutivo de la nata. Yo probé esta misma receta con nata vegana y el sabor es igual de rico.

¿Qué te ha parecido la receta de hoy? Deja un comentario aquí abajo y hazme saber que opinas de este artículo. 

Pin It on Pinterest