La granola es uno de los desayunos más típicos en las mesas de medio mundo. A pesar de su difusión, sigue siendo muy raro encontrar en las tiendas una granola libre de azúcares, aditivos y sustancias con nombres raros. ¿Qué tal si te digo que puedes preparar granola en tu casa, con ingredientes naturales y saludables y sin horno? 

Una receta deliciosa para grandes y pequeños

Antes de empezar, los antecedentes. Hoy tenía otro artículo pensado en mi plan de publicación del blog. 

Pero ayer hablé con una vecina, una chica muy maja que se estaba quejando que la hija no quiere desayunar otra cosa que yogur con cereales. 

-¿Y por qué no le haces granola casera?

Pues, la escena acabó con mi vecina en la cocina (hecha un desastre, como siempre) aprendiendo a preparar una de las recetas más fáciles y ricas para el desayuno.

Bueno, en realidad la escena acabó con los tres (madre, hija y yo) merendando granola recién hecha, con yogur y fresas. Pero eso ya es otra historia.

Granola sin azúcar en sartén

La granola que vamos a preparar tú y yo hoy es superfácil y, además, muy rápida de hacer. Ten en cuenta que la tendrás lista en menos de 10 minutos.

También los ingredientes que vamos a usar son fáciles de encontrar y muchos de ellos seguramente ya los tienes en casa.

Como en casi todas mis recetas, encontrarás la pasta de dátiles, que usamos para endulzar naturalmente nuestra granola. Puedes leer mi artículo para saber todos los secretos de este maravilloso endulzante natural, pero abajo en la receta te diré cómo prepararla en menos de 3 minutos.

Receta de Granola Casera Sin Azúcar en Sartén

Ingredientes

  • Una taza de avena
  • Media taza de frutos secos (avellanas, nueces, almendras, anacardos, los que prefieres)
  • Un par de cucharadas de pasta de dátiles
  • Una nuez de mantequilla o 1 cucharada de aceite 
  • Fruta seca al gusto (arándanos, pasas, ciruelas)

No te obsesiones con las cantidades porque en esta receta no tienen ninguna importancia. Mi consejo es que empieces con una cantidad más pequeña, siguiendo más o menos las proporciones que te indico, y en las próximas preparaciones añadas más cantidad de los ingredientes que más te gusten.

Como se prepara la granola casera en sartén

  • Lo primero que haremos es triturar los frutos secos con un cuchillo. No los tritures demasiado finos. Solo córtalos un poquito para que no se queden enteros.
  • En la sartén (o en el sartén, según donde vivas) ponemos la mantequilla (o el aceite) y calentamos a fuego medio para que se derrita 
  • Una vez que la mantequilla se ha derretido o el aceite se ha calentado, echamos los frutos secos precedentemente triturados
  • Los dejamos tostar un poquito, revolviendo de vez en cuando
  • Cuando los frutos secos están ligeramente doraditos, echamos la avena
  • Seguimos revolviendo hasta que la avena no empiece a dorarse
  • Al dorarse la avena echamos también la pasta de dátiles
  • Seguimos revolviendo unos minutos más para que la pasta de dátiles caramelice los frutos secos y la avena.

Cuando sacamos la sartén del fuego echamos la fruta seca. En esta ocasión yo usé los arándanos, que en la granola saben a gloria.

Ahora solo te queda dejar enfriar tu granola y meterla en un bote de cristal. La puedes guardar en un lugar fresco y se conserva bastante tiempo.

Una granola deliciosa y saludable

El resultado de esta receta ha sido, como siempre, sorprendente.

La niña agradeció la merienda improvisada e imprevista a la cual añadimos unas fresas que acababa de comprar.

En la merienda también endulzamos el yogur (griego) con la pasta de dátil. 

Final feliz de la historia:  

Mientras estoy escribiendo esta entrada me acaba de llamar mi vecina. Ha vuelto a hacer la granola para tenerla lista en el desayuno. Ha sido un éxito para toda la familia.

¿Ah que mola?

Si a ti también te ha gustado esta receta deja un comentario aquí abajo y comparte este artículo en tus redes sociales. Me ayudarás a mantener este blog vivo y lleno de nuevas ideas!

Pin It on Pinterest