El zumo de naranja es el rey absoluto de los zumos y jugos.

Es el más consumido en el mundo y en muchos países forma parte casi obligatoria del desayuno.

Pero ¿cuantas calorías tiene un zumo de naranja?

En el post de hoy vamos a contestar a esta pregunta y a muchas más.

¡Empecemos!

zumo de naranja

Las calorías de un zumo de naranja.

Un vaso de 200 ml de zumo de naranja natural proporciona aproximadamente unas 150 calorías.

Está claro que estoy hablando de un zumo natural, es decir, un zumo obtenido exprimiendo en tu casa un par de naranjas y sin añadirle azúcar o edulcorantes.

Si las 150 calorías te parecen un disparate, debes de tener en cuenta que estamos “comiendo” 2 frutas enteras, con su carga de vitaminas y sus propiedades benéficas.

En un punto quiero ser muy claro. No es lo mismo comerse una pieza de fruta que beberse un zumo de la misma fruta.

Cuando comemos fruta estamos ingiriendo una gran cantidad de fibras (dependiendo de la fruta).

Al revés, al exprimir la fruta perdemos una parte importante de las fibras.

Puedes leer nuestro artículo sobre la diferencia entre los varios tipos de bebidas de frutas   para saber las que mejor se ajustan a tus necesidades.

¿Y qué tal el azúcar?

El azúcar contenido en las naranjas representa más o menos un 10% del total de nuestro zumo.

No es una cantidad baja y, aunque se trate del azúcar de la fruta, hay que tenerlo en cuenta, sobre todo si estás siguiendo una dieta o si eres diabético.

Generalmente, un consumo moderado y consciente de zumo de naranja no es perjudicial para tu dieta y no es peligroso para diabéticos.

Como siempre, en temas de salud la cosa más razonable es hablar con tu médico para que te aconseje sobre cómo introducir el zumo de frutas en tu dieta.

A pesar de lo que acabo de escribir, la naranja se considera una fruta baja en hidratos de carbono y apta para dietas.

No es raro que en una dieta el médico incluya zumos de naranja, especialmente en el desayuno.  


¿Y eso de la vitamina C de las naranjas?

La naranja es la fruta que comúnmente asociamos a la vitamina C.

Nuestro vaso de zumito de naranja nos aporta alrededor del 50% de la cantidad diaria de vitamina C que nuestro organismo necesita para funcionar bien y mantenernos en salud.

Esta vitamina es fundamental en el proceso de absorción del hierro.

Ayuda nuestro humor y nuestro sistema nervioso y es un potente aliado de nuestro sistema inmunológico

Otros de los beneficios de la vitamina C están relacionados con su eficacia como antioxidante y con el control del colesterol en la sangre.

Lee más sobre las propiedades de la vitamina c en este artículo del doctor Domingo Pérez León.

La Fundación Española del Corazón también nos indica la importancia de la vitamina c para nuestro corazón.

No hay que olvidar que, aunque la naranja se ha hecho famosa por su contenido en vitamina C, también es una fuente importante de potasio, de provitamina A, de betacaroteno y de vitaminas B1, B2 y B9.

Además, como todo cítrico que se respete, la naranja tiene ácido cítrico, que es un analgésico y un potente depurativo para el organismo.

Al favorecer la digestión, el ácido cítrico es también un buen amigo de tu estómago, siempre cuando no sufras de reflujo gástrico o de acidez estomacal.


¿Y lo de las fibras qué?

Al principio de este post mencioné que cuando exprimimos nuestras naranjas estamos perdiendo parte de las fibras.

Las fibras son muy importantes para nuestra salud.

Pero, en el caso de las frutas, son especialmente importantes porque actúan como una “barrera” que ralentiza y obstaculiza la absorción de los azúcares.

Aunque en los últimos años los medios han creado bastante alarmismo sobre el tema de los zumos, muchos médicos y nutricionistas están de acuerdo que tomar un exprimido de naranjas por la mañana solo nos va a beneficiar.

Por otro lado, estoy convencido de que la pasión por las bebidas naturales es una pasión muy saludable. Todos los días podemos aprender una forma para aprovechar al máximo los muchos beneficios que nos brindan las frutas y las verduras.

En el caso de las naranjas la solución no es tan difícil.

 

¿El problema es  que al exprimir las naranjas nos estamos privando de parte de la pulpa y, sobre todo, de las fibras?

Pues una solución rápida es hacer lo que hacía mi madre.


 🤩  Cuando terminas de exprimir, vuelve a verter la pulpa que queda en el exprimidor en tu zumo. Así de fácil.

Yo aprendí desde pequeño a tomar el zumo de naranjas “enriquecido” con su pulpa y siempre me ha gustado mucho.

Es una bebida un poco más espesa, con esa pulpa que se deposita en el fondo del vaso y que puedes comer junto al zumo, sin que nada se pierda del sabor.

De esta forma, sigues teniendo las ventajas y el sabor del zumo, pero no estás perdiendo los nutrientes de la pulpa. Y las fibras tampoco.

El mismo zumo enriquecido se puede enjoyar con especias, como la canela, que nos van a aportar nuevos matices de sabores, junto con sus propiedades benéficas.

Para las madres y padres que quieren introducir a sus hijos en el mundo de la fruta, os puedo asegurar que los niños se acostumbran rápidamente a la nueva consistencia del zumo “enriquecido”.

Yo de niño estaba tan acostumbrado a tomarme mi zumito con su pulpa que cuando lo tomaba en un bar siempre me quejaba que no sabía a nada.

zumo de naranja y naranjas

¿Y si hago un batido?

Otra solución, menos rápida pero con la que puedes aprovechar prácticamente todos los nutrientes de tus naranjas es preparar un batido en vez de un zumo.

Como ya explicamos en un post, la diferencia entre un zumo y un batido es que el zumo se hace con una exprimidora y el batido con una batidora.

La diferencia no es solo formal, ya que en la exprimidora se queda casi toda la pulpa y, claramente, toda (o casi toda) la fibra.

Por lo contrario, cuando utilizamos la batidora el resultado es un batido, que contiene la fruta entera con casi todos sus nutrientes.

Al cambiar el estado de la fruta de sólida a líquida siempre hay una pérdida de vitaminas y algo de fibras.

En el caso del batido es una pérdida mucho menos relevante que en caso de los exprimidos o, peor aún, de los licuados.

El batido tiene una consistencia un poco más espesa, aunque en el caso de las naranjas apenas se nota.

Si lo que buscas es una bebida muy líquida y parecida a un zumo o a un jugo, puedes añadir agua.

Al contener la pulpa puedes añadir bastante agua sin que el sabor se diluya demasiado.

El único aspecto negativo de usar la batidora para nuestro “zumo súper enriquecido” es que antes de colocar las naranjas en el vaso de la batidora hay que pelarlas y quitarles las semillas.

Las semillas de la naranja no son difíciles de eliminar. Solo hay que abrir las rodajitas de las naranjas.

Las semillas, que siempre son grandes, se encuentran justo en el centro de la rodaja.

Como he dicho, este método es un poco más laborioso, pero nos permite aprovechar de todo lo bueno de esta fruta maravillosa.

¿Cuánto tiempo dura el zumo de naranja antes de perder sus propiedades?

A pesar de los muchos mitos sobre las naranjas, no tienes que tomarte tu zumo deprisa.

Es verdad que la vitamina C se oxida rápidamente, pero el zumo mantendrá sus beneficios intactos hasta después de diez horas.

Dicho esto, sigo pensando que lo mejor de los zumos y bebidas naturales es tomarlos recién exprimidos (o batidos), para gozar de un alimento fresco y de una explosión de sabores.

¿Se puede tomar zumo de naranja por la noche?

Otro de los mitos sobre las naranjas es que engordan si se comen por la noche, debido a su alto contenido en fructosa.

He investigado bastante sobre este tema y no hay evidencias científicas que certifiquen que comer frutas por la noche sea dañino para nuestra línea.

Por otro lado, los cítricos, como las naranjas, pueden dar problemas de acidez cuando se toman después de la cena.

Personalmente no puedo tomar un zumo que contenga cítricos por la noche porque me da mucha acidez y me quita el sueño.

Pero, conozco a mucha gente a la que le gusta tomar zumos de cítricos por la noche y no le sienta nada mal.

Creo que cada uno tiene que aprender a conocer su propio cuerpo y sus reacciones y respuestas.

🆘 ¿Buscas un aliado contra reflujo, acidez estomacal y gastritis? El jugo de Aloe Vera puede ser una gran ayuda.

naranjas y especia

Ahora sabes algo más sobre esta fruta tan común y a veces tan mistificada.

La naranja es un concentrado de salud y propiedades importantes para nuestro organismo y es importante conocer las mejores formas para comerla.

Los zumos no tienen que sustituir del todo la fruta entera, que es fundamental en nuestra dieta.

Pero pueden llegar a sustituir las bebidas procesadas o los refrescos que tomamos cada día, especialmente los niños y los adolescentes.

¿Ya estás exprimiendo?

Resumiendo

¿Cuántas calorías tiene un zumo de naranja?

Un vaso de 200 ml de zumo de naranja natural proporciona aproximadamente unas 150 calorías.

¿Es lo mismo fruta entera que zumo?

Al exprimir las naranjas estamos eliminando las fibras, que son la mejor barrera contra la absorción de los azúcares. Así que la fruta entera es la mejor elección y la más saludable.

¿Se pueden comer naranjas por la noche?

Uno de los mitos sobre las naranjas es que nos hace engordar si la comemos por la noche. No hay ninguna evidencia científica que lo demuestre. Por otro lado, los cítricos pueden provocar acidez estomacal, sobre todo por la noche.

Pin It on Pinterest