Seleccionar página
batido de sandía

Los días calurosos se acercan y lo primero que se viene a la mente es beber algo fresco y delicioso que sobre todo nos mantenga hidratados.

Si pensamos en alguna fruta que nos brinde todo eso que buscamos, seguramente estaremos de acuerdo que la sandía es la fruta más refrescante y jugosa que hay en esa temporada.

La sandía es 93% agua, lo que la hace ideal para las dietas, ya que nos hace sentir satisfechos rápidamente de puro líquido que nos mantendrá a salvo de los días más calurosos.

Pero sin duda, una de las maneras más deliciosas de beberla es en batido, algo poco frecuente pero que seguro amarás una vez que lo pruebes. ¿Aceptas el reto?

Sigue leyendo y descubre recetas  de batidos de sandía simples y fáciles de hacer.

Te daremos diferentes opciones para que nadie se quede sin su batido, ya sea la receta tradicional como aquellas bajas en calorías e incluso veganas.

Te sorprenderá saber que no solamente estarás bebiendo algo delicioso, sino que también una fruta llena de vitaminas y minerales que te harán sentir más saludable.

Aquí te diremos todas las propiedades que la sandía trae para tu cuerpo, además te daremos recomendaciones para acompañar a tu batido de sandía.

¿Ya sabes cómo elegir la mejor sandía para tus batidos? Quédate hasta el final y descubre los secretos para elegir la mejor fruta como un chef profesional.

sandias

La sandía, una aliada para nuestro cuerpo

Es una larga lista de vitaminas y minerales que nos aporta la sandía si la comemos con regularidad.

Pero, incluso con una rebanada podemos obtener una importante cantidad de propiedades, especialmente aquellas que se encuentran en mayor cantidad, tales como:

Potasio:

Uno de los más importantes por mantener tu corazón funcionando como debe.

Tus músculos y nervios estarán en óptimas condiciones para que puedas realizar todas tus actividades cotidianas.

Si haces ejercicios o deporte, el potasio será tu gran aliado.

Fósforo:

El segundo mineral más importante debido a que nuestro cuerpo está conformado en gran medida de esto, por lo que es de vital importancia mantener los niveles de fósforo en nuestro cuerpo.

Si nuestros niveles de fósforo son insuficientes pueden presentarse anemia, infecciones frecuentes, debilidad de nuestros músculos, dolor de huesos, además del entumecimiento de pies y brazos, y algunos problemas cardiacos.

Por lo contrario no debes preocuparte si incluyes la sandía de manera regular en tu dieta, ya que fortalecerá tus huesos y músculos.

Magnesio:

Es otro de los aliados de nuestros músculos y sistema nervioso,  también ayudará a que tengamos niveles óptimos de presión sanguínea.

Nuestro sistema nervioso estará protegido con la presencia del magnesio.

Tus reflejos y movimiento serán siempre precisos y fuertes para que puedas realizar deportes o cualquier actividad de tu vida cotidiana.

Calcio:

Mejor conocido por mantener nuestros huesos y dientes fuertes, pero también te ayudará a coagular la sangre por lo que tus heridas cicatrizarán como deben.

No te preocuparás de tener problemas del corazón, ya que el calcio también nos ayuda  a mantener un buen ritmo cardíaco.

Todos nuestros órganos y músculos funcionan a través de señales nerviosas, las cuales trabajarán en óptimas condiciones con ayuda del calcio.

Vitamina C

Una vitamina fundamental para nuestro cuerpo.

No solamente te ayudará a mantenerte fuerte ante infecciones, sino que es el mejor amigo del hierro pues es gracias a la vitamina C que nuestro cuerpo puede absorberlo, ayudándonos a combatir la anemia.

La vitamina C como todo antioxidante, promete mantener tus células jóvenes, lo que significa retrasar el envejecimiento en todo nuestro cuerpo, ¿no es fantástico?

📣 ¿Sabías que los arándanos son un concentrado de vitamina C?

Colina:

Es poco conocida, pero es nuestra gran amiga al aportar una buena cantidad de omega 3 a nuestro cuerpo, la cual se encarga de mantener óptimas nuestras funciones cerebrales y también nuestras neuronas.

Tu memoria y tu concentración mejorarán gracias a la colina. Si eres de los que se olvidan de las llaves en casa con frecuencia, la sandía será tu gran aliado.

Vitamina A:

Esta vitamina aportará retinol a tu cuerpo, así es, el componente principal de nuestras retinas, una gran aliada para mantener las enfermedades de la vista muy lejos de ella.

La vitamina A también es importante para las personas que hacen deportes, pues los cartílagos y tendones, que con frecuencia se debilitan por la alta demanda física, se mantendrán fuertes y funcionando.  

La sandía también te aportará otros minerales y vitaminas en menor cantidad, pero no por eso menos importantes.

Entre ellos está el hierro, el cinc, manganeso, entre otros que son fundamentales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

Arginina.

La Arginina es un aminoácido muy importante para nuestro organismo.
Aunque la sandía no contenga arginina, es rica en citrulína que nuestro cuerpo convierte en Arginina, una sustancia que protege nuestro corazón y todo el aparato circulatorio en general.


En nuestro organismo la arginina se convierte en óxido nitrico, el cual actúa como «limpiador» de nuestras arterias, favorece la producción de la hormona del crecimiento y hace que los vasos sanguíneos se dilaten facilitando el flujo de la sangre.


Así que si quieres tener un corazón fuerte y sano y mantener joven el sistema cardiovascular es esencial tomarte de vez en cuando un rico batido de sandia

Referencia: Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU.

sandias

Batido de sandía: Recetas variadas para que nadie se quede fuera.

Ahora que ya conoces todos esos beneficios que la sandía puede traer a tu salud, seguramente estarás deseando incluirla ya mismo en tu dieta.

Sin embargo, muchas veces es difícil integrar frutas y vegetales a nuestra dieta diaria si no estamos acostumbrados.

Sabemos que los batidos nunca faltan en los hogares, por eso te mostraremos diferentes opciones de batidos de sandía para que tú y toda tu familia podáis beneficiaros de sus propiedades.


Batido de Sandía Tradicional

Es el más rápido y fácil de hacer, ideal si tienes prisa por ir a la escuela o al trabajo y no quieres irte con el estómago vacío.  Solo necesitarás:

(1 porción)

  • 1 taza de sandía
  • 1 taza de leche
  • Azúcar (muy opcional)

Lava la sandía y corta una porción suficiente para llenar una taza.

Viértela a la batidora junto con los demás ingredientes.

Bate hasta que esté todo bien mezclado.

 Puedes pasarla por un colador para eliminar los restos de las semillas.

Si tienes prisa, puedes cortar los trozos de sandía con anticipación y guardarla en el refrigerador bien tapado.

Ahora tendrás algo rápido para beber antes de salir de casa y rendir hasta la hora del almuerzo.

Batido de Sandía para los niños

Para asegurar un buen crecimiento de los niños, es fundamental aportar las cantidades necesarias de calcio en su dieta diaria.

Con esta receta, podrás tener la certeza de que estará recibiendo el calcio necesario para que tus dientes y huesos sean fuertes.

(1 porción)

  • ½  taza de sandía
  • 1 taza de leche entera
  • 2 cucharadas de yogurt natural

Vierte todos los ingredientes a la batidora y procésalos hasta que todo esté bien integrado.

Puedes ir probando el batido antes de servir para asegurarte que esté dulce.

Tanto la sandía, como la leche y el yogurt, son fuentes importantes de calcio que ayudarán al desarrollo de tus hijos.

Te recomendamos preparársela a los más pequeños de la casa 2 o 3 veces por semana en el  desayuno, ¡ellos lo amarán!

Batido de Sandía light

Si estás buscando una opción con menos calorías para desayunar y no romper la dieta, aquí te dejamos una deliciosa opción light:

(1 porción)

  • 1 taza de sandía
  • 1 taza de leche desnatada o light
  • 2 cucharadas soperas de chía

No olvides lavar tu sandía muy bien antes de cortarla.

Pon todos los ingredientes en tu licuadora y bate hasta que esté totalmente homogéneo.

Puedes agregar algún edulcorante de sobre o natural como extracto de estevia.

Ideal tanto en la mañana como en la noche antes de ir a dormir.

Ahora si podrás beber tanto como quieras tu batido sin que le caiga pesado a tu estómago  y con la seguridad de que podrás obtener todos los beneficios por igual.

La chía te hará sentir con el estómago lleno, así no sentirás que pasas hambre.

Además de que esta semilla es gentil con tu estómago especialmente si padeces de gastritis o colitis.

Batido de Sandía para bajar de peso

No solamente es un batido ligero sino que te ayudará a bajar de peso fácilmente.

Es ideal si estás en régimen o a dieta, ya que te garantizará tener todo lo que tu cuerpo necesita.

Los ingredientes son:

(1 porción)

  • ½ taza de sandía
  • ½ taza de papaya
  • 1 taza de leche semi desnatada o light

Lava las frutas muy bien con agua.

Corta lo necesario para llenar media taza de cada uno.

No olvides retirar las semillas de la papaya antes de poner todos los ingredientes en la licuadora.

Continúa licuando hasta que todo esté mezclado, pasa el batido por un colador para eliminar restos de la semilla de sandía.

Y listo.

La sandía contiene mucha agua y pocas calorías, mientras que la papaya ayuda a regular y optimizar las funciones digestivas de tu cuerpo.

Ambos frutos te ayudarán a perder de peso mucho más rápido.

🎓 ¿Sabías que la granada es una fruta ideal para dietas gracias a su bajo aporte calórico?


Batido de Sandía Vegano

No te quedes sin tu batido de sandía, existen opciones libres de leche de vaca,  muy saludables e igual de deliciosos que no podrás dejar probar:

(1 porción)

  • 1 taza de sandía
  • 1 taza de leche de soja
  • Azúcar morena (al gusto)

Una vez que tengas tu sandía bien lavada, introduce todos los ingredientes dentro de la batidora con las porciones correctas.

Licúa muy bien y sirve.

Puedes utilizar leche vegetal de tu gusto, pero sin duda la recomendación es la de soja pues se adapta de maravilla al sabor de la sandía.

Además, asegúrate de usar azúcar vegana,  el azúcar morena 100% natural de caña es deliciosa y puedes encontrarla en cualquier súper.

 sandia

Uno para todos, y todos para el batido de sandía, los mejores acompañamientos.

Sabemos que la monotonía es el peor enemigo de una buena dieta saludable.

Por eso es de gran importancia variar las maneras de beber nuestro batido de sandía para que nunca se pierda la magia.

Una de las mejores maneras de darle un toque diferente es agregándole más ingredientes que den un toque distinto al sabor y también acompañándolo con otras frutas para complementar las vitaminas y minerales que necesitamos consumir cada día.

Después de todo, tener una dieta variada es lo más recomendable.

Entre nuestras recomendaciones se encuentran:

Trocitos de sandía

Aunque parezca algo redundante, agregar trocitos de sandía a nuestro batido le da un aire diferente, pues al morderlos libera aún más el sabor dulce de la sandía, incluso es una buena alternativa si quieres disminuir el uso de azúcares, ya que el sabor estará en cada bocado.

Hielo

Agrega una taza de hielo por porción a tu batido para obtener un delicioso smoothie que puedes degustar como postre para tu familia e incluso para tus invitados.

Agrega trocitos fríos de sandía encima y dale un toque de color con un par de hojas de menta para darle una presentación gourmet y aún más frescura.

Melón

No hay fruta más parecida a la sandía que el melón, ¿serán de la misma familia?  

Come trozos de melón para acompañar tu batido de sandía en el desayuno, te llenará de energía y te hidratará por su alto contenido de líquido dulce.


 🤩  Si quieres variar tu desayuno, prueba una de las recetas de melón y plátano. Se trata de batidos gustosos y muy saludable.

Cereal de fibra

Sin duda los cereales de fibra son lo más difícil de comer por su sabor poco agradable.

Sin embargo, es de gran ayuda si tenemos problemas de evacuación.

Agregar ½  taza de cereal de fibra a tu batido antes de licuar  hará mucho más fácil de integrar la fibra entera a nuestra dieta y decirle adiós al estreñimiento.

Frutos secos

Estos aportan una gran cantidad de vitaminas y minerales, pero son otros alimentos importantes que pocas veces incluimos en nuestra dieta diaria.

Por eso, los batidos son una gran oportunidad de introducir los frutos secos en la dieta cotidiana, especialmente para los niños.

Estas son solo algunas maneras de acompañar el batido de sandía, pero seguramente tendrás algo en casa con cual hacer una excelente mezcla, experimenta con otros aditamentos y disfruta.

Elegir  y conservar las mejores sandías para tu batido

Sin duda, las sandías son uno de los frutos más difíciles de elegir ya que tienen una cáscara muy gruesa y dura que no deja observar el verdadero estado interior.

Una de las preocupaciones más frecuentes es saber si ya está madura o no.

No te preocupes, para todo hay un truco y ahora te lo explicaré en estos sencillos pasos:

1. Mancha de suelo.

Las sandías crecen en el suelo y por eso es común ver que tienen una parte clara,  ya que ha sido el lado que no ha recibido los rayos del sol al estar posada sobre la tierra.

De acuerdo con el color de la mancha del suelo nos podemos dar cuenta si está en su punto o no.

Si tiene una mancha más blanca se puede consumir, pero sin duda la más madura será la que tiene la mancha teñida ligeramente de marrón.

2. Golpecitos.

Este método es un poco más difícil para los principiantes, pero vale la pena intentarlo, solo basta con darle unos ligeros golpecitos con tu nudillo a la sandía.

Se busca percibir un sonido hueco, ya que significa que está llena de agua, el estado ideal de una sandía madura y lista para consumirse.

Si no suena hueco no te preocupes, aún podrás llevártela a casa, pero puede que tengas que esperar un poco antes de abrirla.

3 Tallo.

No es común encontrar tallos en las sandías del supermercado.

Pero, si logras encontrarlas aún adheridas a ellas,  opta por aquella que tenga el tallo completamente seco.

Eso significa que ya estaba lo suficientemente madura para dejar la planta.

4 Tamaño mediano.

Aunque queramos ir por la más grande, sin duda una manera infalible de detectar una sandía madura es tomando una pequeña o mediana.

Si sientes que pesa demasiado para algo tan pequeño, seguramente estará llena de delicioso jugo y lista para comer.

Una vez elegida tu sandía, debes transportarla con cuidado hasta que llegue a casa.

Aunque la cáscara pueda parecer dura, esta se puede abrir ante un golpe o magullarse, y corre el peligro de empezar a perder líquido  y descomponerse en ese punto y extenderse rápidamente.

sandia

Sandía para hoy y para mañana, así debes conservarla:

Si has elegido una sandía verde, puedes dejarla madurar un par de días manteniéndola en un lugar iluminado y seco a temperatura ambiente.

Puedes realizar la técnica de golpecitos para ir comprobando su grado de madurez.

Pero, si tienes una sandía lista para consumirse, te recomendamos lavarla bien y hacerle un lugarcillo, ya que se recomienda ampliamente guardarla entera en la neveraa una temperatura que no sea extremadamente baja.

Ve cortando las porciones que vayas a utilizar y cubre la parte expuesta de la sandía con papel de aluminio.

No te recomiendo cortar toda la sandía en pedazos para almacenarla, ya que tiende a deshidratarse e incluso descomponerse rápidamente, por eso solo corta lo que uses y cubre la pieza completa.

Tampoco te recomiendo congelarla, aunque lo primero que pensamos  es que es la mejor manera de conservar los alimentos.

En algunas frutas como la sandía se obtiene el efecto contrario pues tienden a arruinarse ante temperaturas demasiado bajas.

Listo, con esto ya puedes considerarte todo un profesional en el arte de elegir las mejores sandías.

Pero sobre todo, tendrás la seguridad de que cuentas con una sandía que durará en excelentes condiciones incluso por varios días.

Así podrás gozar siempre de un batido de sandía delicioso y fresco, aun conservando todas esas vitaminas y beneficios que el batido de sandía tiene para ti.

¿Probaste nuestras recetas de batidos de sandía?

¡Deja un comentario aquí abajo y forma parte de nuestro club!

Pin It on Pinterest