El porridge o gachas de avena es una de las opciones más saludables para tus desayunos. Se trata básicamente de una mezcla de agua y avena a la que añadimos fruta fresca y frutos secos, leche o yogur, semillas y un sinfín de alimentos naturales, según nuestro gusto y fantasía. La avena es el cereal más beneficioso para la salud y nos permite empezar el día con energía y fuerza. Además, la avena es un aliado fiel a la hora de combatir el colesterol y controlar el azúcar. Es también una buena fuente de proteínas que, junto con una dieta rica en legumbres, nos aportan toda la energía que necesitamos pero con un consumo mínimo de grasas.

Referencia principal: Harvard T.H. Chan


Porridge: el secreto de la longevidad.

Seguramente ya conoces el porridge o gachas de avena en español. Cada vez que una viejita del Reino Unido cumple los 100 años los telediarios suelen hacerle una entrevista preguntándole el secreto de su longevidad. Y cada vez ella contesta que su larga edad se debe principalmente al porridge y a la cerveza (en algunos casos el wisky). 

Pues, no sé si las gachas de avena son el secreto de una vida larga y saludable, pero es verdad que estamos hablando de un alimento muy sano y completo. A pesar de ser un plato muy pobre, el porridge se suele enriquecer con una cantidad infinita de variantes que lo transforman en una comida perfecta. De hecho, en muchas partes del Reino Unido las gachas de avena se comen también a la hora de la cena, creo que también debido al alto poder digestivo de la avena.

Los beneficios de comer avena a menudo son muchísimos. Para no alargar demasiado este artículo solo mencionaré:

  • beneficios para la salud del corazón
  • el poder de la avena de bajar el colesterol 
  • ayuda a controlar el nivel de azúcar en sangre
  • es muy digestiva y favorece la salud del sistema digestivo en general
  • es aliada del sistema nervioso
  • fortalece los huesos
  • refuerza el sistema inmunitario

Las propiedades de este cereal son muchas más, pero le dedicaré un artículo en el futuro.

Como preparar el porridge al microondas.

Por mucho que me guste empezar el día con un buen plato de porridge lleno de frutas y frutos secos, siempre he tenido un obstáculo insuperable: la pereza. ¿Levantarme por la mañana, sacar cacharros de la cocina y empezar a cocinar? ¡Ni de coña!

Hasta que un día me metí en la cabeza que debía buscar la forma de cocinar las gachas de avena por la mañana de una forma más rápida y a prueba de pereza. 

Y claro, cuál es el cacharro más idolatrado por los perezosos? El microondas.

Pues, resulta que cocinar el porridge en el microondas es muy fácil. No se tarda más de 3 minutos y el resultado es igual al porridge tradicional.

Todo lo que tienes que hacer es:

  • Pon media taza de copos de avena en un recipiente para microondas
  • Añade una taza de agua
  • Una pizquita de sal
  • En el futuro, dependiendo de tu gusto y también de tu microondas deberás añadir o quitar agua hasta alcanzar la consistencia que más te gusta
  • Pon el microondas a la máxima potencia durante 3 minutos

¡Ya está! La base de tu porridge ya está lista. Ahora solo falta añadirle las frutas y los ingredientes que más te gustan para que se transforme en un plato rico y completo.


Algunas ideas y recetas

Las lectoras y los lectores de este blog ya conocen bien mi endulzante natural y casero favorito: la pasta de dátiles. Es una pasta endulzante que puedes hacer en tu casa en menos de 5 minutos y guardar en la nevera varias semanas. En mi casa no falta nunca y es la manera más exquisita y saludable de endulzar mi porridge.

Normalmente mi porridge se compone de la base que acabamos de ver, un buen vaso de leche o de yogur, una cucharada de pasta de dátiles para endulzar, un plátano cortado en rodajas, unos frutos secos triturados  y unos frutos del bosque.

 🍏  Otra opción es añadir nuestra Compota de MANZANAS rápida en MICROONDAS y SIN AZÚCAR. Es un puré de manzanas riquísimo y también se prepara en 3 minutos.

En realidad las opciones para preparar gachas de avena son casi infinitas: hay quien las come saladas (con huevo y queso parmesano están de escándalo), con verduras (con espinacas hervidas y alcachofas son mis favoritas por la cena) o hasta mezclando verduras y frutas (puré de manzanas, puré de espinacas y puré de plátano).

Una vez que sabes cómo hacer las gachas de avena al microondas solo te queda tirar de tu fantasía o de tu necesidades nutricionales.

Creo que también en esta ocasión cumplimos con nuestra misión de comer rico, sano y fácil.

Déjame un comentario aquí abajo para hacerme saber que te ha parecido esta receta.

Pin It on Pinterest