Seleccionar página

¿Quién Soy?

zumos naturales
Yo

Tu lema es “Vida sana”.

Te gustaría llevar una vida más saludable.

Te gustan los alimentos naturales.

Quieres evitar las comidas superprocesadas.

Pero…

¡Qué difícil es todo eso!

Si sigues leyendo y aún no has salido de esta página, algo me dice que estás buscando una forma para cambiar tus hábitos alimenticios. O ya los has cambiado y estás buscando algo de inspiración.

Pues estás en el sitio correcto.

batidos naturales

¿Qué voy a encontrar en Zumo.club?

En este blog vas a encontrar mucha información y muchas recetas de zumos naturales y de batidos naturales. “Naturales” es la clave en este espacio.

No creo en las dietas milagrosas, ni en los superalimentos que todo lo pueden.

Creo en un cambio positivo que cada uno de nosotros puede empezar para volver a descubrir los sabores de la naturaleza.

Pero cada uno a su ritmo.

Tampoco creo en las ideas integralistas que cada vez más están desbordando en internet.

Me gusta la gradualidad, me gusta que cada persona alcance sus objetivos siguiendo su propio camino y su propio ritmo…

No importa si a tu batido le vas a poner un poco de azúcar. No deberías. El azúcar es uno de los males de nuestro siglo.

¡Vale! Pero si ese batido, hecho de frutas y leche, evita que te comas dos muffins de chocolate, ¡pues bien!

Esta es la filosofía de zumo.club: simplemente, aprender a volver a comer frutas y verduras.

Y este el objetivo del blog:

disfrutar de alimentos saludables y naturales, como son los batidos y los zumos caseros.

Juntos, aprenderemos a educar nuestro paladar a gozar de sabores que nunca hubiéramos pensado poder llegar a “beber”.

Sobre mí.

Mi nombre es Fulvio. Soy italiano y vivo en el paraíso de las islas canarias.

La idea de este blog nació de la pasión por los batidos caseros.

Me acerqué a este mundo debido a la dificultad que siempre he tenido de mantenerme alejado de los dulces.

Muchas de vosotras y muchos de vosotros que estáis leyendo me entendéis.

Además, un día me di cuenta de que mi dieta era lo peor al que se podía someter un organismo.

Podía pasar semanas enteras sin comer nada de verdura y de fruta. Nada. Así de simple.

Cuando un problema de salud destapó los errores de mi penoso estilo de vida, empecé a preguntarme qué podía hacer.

Cocinar verduras me da mucha pereza, y me la sigue dando. Como ya dije, cada uno a su ritmo.

Las verduras crudas me daban mucho asco.

La fruta me gustaba, pero no llenaba el vacío de mis postres y bollos de cualquier tipo.

Hasta que un día abrió una panadería justo al lado de mi casa.

Era una de esas panaderías típicas de España, donde puedes tomarte un café y comerte un buen desayuno.

Tenía una larga lista de zumos, que exprimían con un exprimidor enorme.

Me tomé uno y le añadí un sobre de azúcar.

La amiga que estaba conmigo me preguntó: “¿Para que te tomas un zumo si luego le añades azúcar?”.

Ella estaba devorando un bollo de chocolate y crema con un famoso refresco.

Fue en ese momento cuando empecé a sospechar que algo curioso le pasa a nuestra sociedad.

Empecé a tomar zumos y poco a poco me di cuenta de que podía reducir la cantidad de azúcar. Y cada vez que reducía el azúcar apreciaba un poco más el sabor auténtico de las frutas.

Descubrí que a menudo un zumo de fruta me quitaba el hambre de dulce que tenía (y sigo teniendo) constantemente.

Y buscando nuevas recetas e ideas, se me abrieron las puertas del mundo de los batidos naturales.

Soy italiano y, como para  la mayoría de los italianos, mi desayuno siempre fue un capuccino y un cruasán relleno de crema o de mermelada.

Pues un día sustituí ese desayuno con un batido casero de plátano, melocotones y leche.

Y me encantó.

Han pasado muchos años desde aquellos días y he aprendido muchas cosas sobre los zumos, los batidos y los smoothies.

La pasión por las bebidas naturales se extendió a la fruta, a la verdura y a todos los alimentos sanos y naturales.

Ahora soy estudiante de Coaching Nutricional, con muchísimas ganas de aprender cosas nuevas.

🍹 Haz clic sobre este enlace si quieres saber la diferencia entre batidos, zumos, smoothies, jugos y las demás formas de preparar bebidas naturales.

Al final aprendí que la vuelta a las frutas y verduras es un proceso y que en muchos casos el proceso mismo es más positivo para nuestra salud que lo que estamos comiendo.

Este blog es, en esencia, un blog de colores y sabores.

Es también un viaje que nos permite descubrir formas nuevas y creativas de preparar un desayuno saludable y completo o un tentempié sano y que no arruinará nuestra dieta.

Poco a poco aprenderás a descubrir y aceptar nuevos sabores, como la verdura y las hierbas.

No te miento, uno no empieza a tomar batidos verdes de un día para otro. Es un camino donde cada día aprendemos a renunciar a algún tipo de comida procesada, sustituyéndolo con algo más saludable.

Pues todo esto es Zumo.club: un blog de colores y sabores, de ideas creativas y divertidas. Y, como dice el nombre, también un club de gente que comparte ideas y experiencias.

Te espero en el blog, donde te animo a dejar un comentario para que nos conozcamos.

Antes de que se me olvide…

Mi idioma nativo no es el español, así que si encuentras algún error me lo perdonarás.

Si estás aprendiendo como se hacen los batidos caseros.

Si estás empezando en el mundillo de los batidos caseros, te recomiendo que leas los siguientes post de blog:

Para acercarte a los batidos verdes y a los zumos verdes te recomiendo estos artículos del blog:

Estos últimos son batidos y zumos con verduras que, generalmente, suelen ser bien aceptados por paladares poco acostumbrados a las bebidas verdes.

¡Nos vemos en el blog!

Pin It on Pinterest