Hace unos días leí la receta de este smoothie  de plátano y coco en un periódico estadounidense y, nada más leerlo, ya estaba preparando el batido que se iba a convertir en uno de mis favoritos. 

Podría escribir un post muy largo hablándote de los muchos beneficios que los ingredientes de este batido, todos rigurosamente naturales, aportan a tu salud. Y lo haría, si no fuera que hoy es el 2 de septiembre y me he dado cuenta de que pronto se acaba el verano. O sea, para mi no es un choque tan grande, ya que vivo en el paraíso de las islas canarias y después del verano me esperan 8 meses de primavera… ¡pero el verano es el verano!

Pues no cabe duda de que este smoothie nos va a recordar el verano a lo largo de todo el año. De hecho, su exquisita consistencia, su sabor a coco, su olor a playa y mar nos envuelve en el recuerdo y nos proyecta hacia playas blancas, olas y olor a crema solar. 

Y ahora veamos la receta mágica del smoothie de plátano y coco.

Smoothie de plátano y coco: receta

Ingredientes

  • 1 plátano maduro
  • 1 taza de leche bien fría
  • 2 cucharadas de almendras 
  • 1 cucharada de coco rallado
  • 1/8 de cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 pizca de nuez moscada

Preparación

  • Pelar el plátano y cortarlo en trozos pequeños.
  • Poner los trozos de plátano en el congelador
  • Sacar el plátano congelado del congelador (de dos a tres  horas, según el congelador)
  • Colocar todos los ingredientes en la batidora
  • Poner en marcha la batidora

Si prefieres una consistencia más cremosa puedes disminuir la cantidad de leche. 

Si deseas preparar el smoothie de plátano y coco en la estación fría, puedes simplemente evitar de congelar la fruta y utilizar leche del tiempo en vez que fría. Así habrás transformado tu smoothie en un batido y apenas notarás una diferencia en el sabor. 

🥤  Haz clic aquí para saber la diferencia entre un batido y un smoothie

La elección entre smoothie o batido es una cuestión de gustos individuales. Personalmente prefiero la versión de batido porque, en general, no me gustan las bebidas frías. Como ya he dicho antes, no hay una gran diferencia de sabor. En el batido, al no ser congelado, el plátano tendrá un sabor ligeramente más intenso.

🍌  ¿Te gustan los batidos de plátano? Entonces estas recetas te encantarán:

La presencia de la leche, del plátano y de la esencia de vainilla hacen que este smoothie sea bastante dulce. Pero, si te gustan los sabores muy dulces y no quieres usar el azúcar, puedes añadir un par de dátiles a la receta antes de batir los ingredientes. Los dátiles son perfectos para endulzar los batidos y tiene muchísimas propiedades benéficas para tu salud.

En pocos días el batido de plátano y coco (como he dicho antes, yo siempre lo preparo como batido, es decir sin congelar el plátano) se ha convertido en mi merienda favorita. Me encanta tomarlo (¿o comerlo? 🤔) después de entrenar, cuando dejo mi comba en su rinconcito y todo lo que quiero es reponer fuerzas. Al fin y al cabo estamos hablando de un batido que aporta una buena cantidad de proteínas y todos los grandes beneficios del plátano

Tengo que admitir que el autor del artículo en inglés que inspiró esta receta tiene toda la razón. Este smoothie lleva dentro el mar y las playas blancas del verano. Sea el mes que sea.

Si esta receta te ha gustado tanto como a mí, deja un comentario aquí abajo y comparte tu experiencia con el club del zumo.

Yo mientras voy a hacerme un smoothie de plátano y coco 😀.

Pin It on Pinterest